Pittsburgh y Green Bay, cada vez más cerca del Súper Bowl

Después de la primera mitad del partido, entre Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers, tal vez ni siquiera los más fanáticos seguidores del mariscal Ben Roethlisberger pensaron que era posible remontar el marcador. No era solo la pizarra adversa de 7-21, sino, especialmente, la manera en que los Ravens afrontaron ese partido, ante un estadio completamente en contra.

Sin embargo, en la segunda mitad parece que al terreno salió otro equipo. Resulta increíble que los Ravens apenas hayan llegado a 28 yardas. La defensiva de los Steelers siempre ha sido formidable; pero…solo 28 yardas demuestran una debacle de Joe Flacco y compañía.

Big Ben vuelve a impresionar. Su personalidad fuera de los terrenos sin dudas es cuestionable; pero con el ovoide en la mano tiene la suficiente sangre fría para decidir partidos cerrados (inolvidable el Súper Bowl ante Arizona). Su pase profundo en 3er down y 19 yardas para Antonio Brown cambió el curso del partido. Si lo interceptaban, pues sería en una mala posición para Baltimore; pero como sí conectó….Ahora los Steelers esperan por el ganador entre los Jets y Patriots.

RODGERS ¿HACE OLVIDAR A FAVRE?
El sexto clasificado de la Conferencia Nacional está a solo un juego de alcanzar el Súper Bowl. Los Green Bay Packers, apoyados en una noche casi perfecta de su mariscal Aaron Rodgers aplastaron a los Atlanta Falcons, el mejor equipo en la temporada regular. Rodgers fue sencillamente imparable y completó 31 de los 36 pases que realizó, con 336 yardas, 3 touchdowns y ninguna intercepción.

Con Matt Ryan sucedió lo contrario. Los Falcons comenzaron impetuosos y creí que luego de tomar la delantera por 14 a 7, gracias a las 102 yardas que corrió Eric Weems, en la devolución de kick-off de los Packers, pues el partido estaba por completo a su favor. Pero estaba equivocado, porque a partir de ese momento, los Packers marcaron 35 puntos de forma consecutiva y volvieron a ser la gran noticia de los play offs de la NFL.

De inmediato surgieron las comparaciones entre Rodgers y Brett Favre. Los números de Rodgers fueron muy buenos (Favre nunca alcanzó esas cifras en postemporada), pero de ahí a asegurar que “Rodgers había borrado el recuerdo de Favre de los fanáticos de los Packers” me parece exagerado.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido