Grandes momentos en la última década del béisbol cubano

Santiago ¿el equipo de la década en la pelota cubana?
Santiago ¿el equipo de la década en la pelota cubana?

La primera década del siglo XXI ya casi termina y creo que sería oportuno rememorar varios de los momentos más espectaculares de los últimos diez años en la Serie Nacional de béisbol en Cuba.

La primera década del nuevo siglo comenzó en la Serie Nacional de la misma manera en que terminó la anterior: con un nuevo triunfo, el tercero de forma consecutiva, de la llamada “Aplanadora” de Santiago de Cuba, dirigida por Higinio Vélez.

Si un año antes, en 1999, los santiagueros recibieron una gran resistencia, cuando Industriales estuvo muy cerca de lograr la corona, en 2000 sucedió lo contrario, pues la “Aplanadora” ganó 62 partidos en la etapa clasificatoria y luego protagonizó la actuación más espectacular de un equipo en los play offs. Santiago ganó los 11 desafíos en las tres fases de la postemporada y no perdió ni uno solo. Es cierto que en 1997 Pinar del Río hizo lo mismo, pero solo jugó 8 encuentros.

En 2000 ni Camagüey, ni Granma ni Pinar del Río pudieron contener a una ofensiva liderada por Antonio Pacheco, Orestes Kindelán, Gabriel Pierre, Ariel Cutiño, Manuel Benavides y Reutilio Hurtado. En total, los orientales marcaron 92 carreras y conectaron 14 cuadrangulares, todo esto en 11 desafíos; mientras, su cuerpo de lanzadores también estuvo bien y Norge Luis Vera ganó 4 y Ormario Romero 2.

Un año después de ese amplio despliegue de bateo y recordemos que ya se había restaurado el bate de madera en Cuba, así que no existe la justificación del aluminio, los santiagueros obtuvieron su tercera corona; aunque no mostraron el mismo dominio que en el campeonato anterior. No obstante, tal vez muchos recuerden más la victoria de 2001, pues el quinto juego del play off final contra Pinar del Río tuvo una decisión espectacular.
Los orientales iban delante 3 juegos 1 y ante un estadio “Guillermón Moncada” completamente lleno, Antonio Pacheco vino a batear de emergente en la parte baja del octavo capítulo, con las bases llenas y el marcador igualado a tres carreras, frente al carismático Pedro Luis Lazo.

Pacheco no había podido jugar los últimos partidos, por causa de una lesión; pero le pidió al director Higinio Vélez salir como emergente. Ninguno mejor que el veterano capitán, la segunda base más completa de todos los tiempos en Cuba. En conteo de dos bolas y dos strikes, Lazo se equivocó, dejó una recta en la zona alta y Pacheco le hizo un gran swing que llevó la pelota más allá de la cerca del jardín derecho. Ese batazo decidió el campeonato y les otorgó a las Avispas santiagueras su tercera corona.

Sin embargo, el añejo récord de cuatro títulos consecutivos implantado por los Industriales de Ramón Carneado, en la década de los sesenta, se mantuvo vigente porque, en 2002, Santiago cayó en la primera fase de los play offs ante Villa Clara; aunque luego el equipo que dirigía Víctor Mesa cedió ante la mayor sorpresa de la década: Holguín.

Creo no exagerar cuando califico a la selección holguinera de esa manera, pues nadie los consideró favoritos; sin embargo, la novena oriental, sin grandes nombres en su nómina, logró vencer a Camagüey y más tarde a los villaclareños, por lo que pudo avanzar a su primera gran final de la Serie, frente a Sancti Spíritus. Los “Gallos” espirituanos tenían, al menos en los números estadísticos, un equipo más completo, especialmente en la parte ofensiva.

Esa supuesta superioridad no se vio en el play off y los holguineros, dirigidos por Héctor Hernández, tomaron la delantera 3 a 1; pero ahí comenzó un gran repunte de los espirituanos que empataron espectacularmente la serie a tres triunfos por bando, gracias a las buenas actuaciones de sus lanzadores Yovani Aragón e Ifredi Coss.

La escena quedó lista para el séptimo y decisivo juego. Los holguineros tomaron una ventaja de 3 carreras a 0; sin embargo, una vez más los espirituanos mostraron gran combatividad y cerraron el marcador 3 a 2 en el noveno capítulo. La situación se volvió más tensa cuando los Gallos llenaron las bases, ya con dos outs. En esa situación, el mentor Héctor Hernández trajo como relevista al zurdo Oscar Gil para enfrentar a Frederich Cepeda.

En esa Serie Cepeda, quien, por supuesto, todavía no era el más que temido bateador que es hoy, ya había conectado un cuadrangular con tres corredores en circulación y, de seguro, los fanáticos espirituanos esperaban que su joven slugger repitiera la acción. Cepeda es ambidiestro y se colocó a la derecha frente a Gil.

La tensión llegó a su máximo punto cuando el conteo alcanzó las tres bolas y los dos strikes. En ese momento, Gil optó por su mejor lanzamiento: la recta. Esta quedó alta, Cepeda le hizo swing, pero no pudo conectar y el ponche le dio a Holguín su primera y más que sorpresiva corona nacional de béisbol.

Entonces llegamos hasta la temporada 2002-2003 cuando Rey Vicente Anglada, en su segundo año al frente de Industriales, obtuvo con su equipo una impresionante marca de 66 éxitos, frente a solo 23 fracasos, un récord que podría perdurar por un largo tiempo.

Todo pareció funcionar a la perfección para los azules de la capital. Dominaron sin problemas el grupo B y luego, en los play offs, no tuvieron problemas para vencer a los habaneros en cuatro desafíos. Su duelo en la final occidental contra Pinar del Río era muy esperado, quizás porque en la memoria persistían las imágenes de lo ocurrido un año antes, cuando un lamentable error de Enrique Díaz fue aprovechado poco después por los pinareños para continuar con vida en aquella Serie.

Sin embargo, la historia de 2003 fue diferente, pues los capitalinos vencieron en cinco juegos a sus rivales más encarnizados de occidente y avanzaron hasta la final nacional, frente a Villa Clara.

Todos esperábamos que ese duelo fuera en extremo reñido, sobre todo si analizamos los encuentros anteriores en 1994 y 1996; pero la superioridad capitalina fue más que evidente y los azules barrieron en los cuatro desafíos.

En total, los Industriales de 2003 ganaron 77 partidos, divididos en 66 en la clasificatoria y 11 en la postemporada. Nunca antes una selección había tenido tanto éxito y no parece probable que vuelve a repetirse un dominio igual.

Un rápido vistazo a la lista de equipos ganadores en la década nos permite apreciar que Santiago de Cuba, desde 2000 hasta 2010, levantó en cinco ocasiones el trofeo de campeón nacional; Industriales lo logró cuatro veces; mientras Holguín y La Habana alcanzaron en una oportunidad el título. Con estos datos, ¿cuál le parece que ha sido el equipo de la década?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

5 comentarios sobre “Grandes momentos en la última década del béisbol cubano

  • el 22 diciembre, 2010 a las 1:02 pm
    Permalink

    Las series muy buenas…pero el equipo Cuba dejo mucho por desear…

  • el 22 diciembre, 2010 a las 2:38 pm
    Permalink

    Hola Miguel, ya de regreso en la Isla y comentando por acá. Me parece que la decada debería contarse del 2001 al 2010 para que sean los 10 años. Aún así suponiendo que contemos los 11 años mi voto para el equipo de la decada es para Industriales pues a pesar de que en el periodo que mencionas tuvieron un título menos que Santiago fueron más o menos un equipo con un núcleo de jugadores similares. Industriales tuvo muchos abandonos pero hay un número de jugadores que participaron en todos estos triunfos sin embargo Santiago tiene dos equipos diferenciados, el que obtuvo los triunfos con Pacheco y Kindelán de jugador y el que ganó con Pacheco de manager. Esas son las razones para dar mi voto para los azules.

    • el 22 diciembre, 2010 a las 3:04 pm
      Permalink

      saludos Yudivián y bienvenido a bordo…a la Isla y al blog. Traté de ampliar el tiempo y dejarlo entre 2000-2010. Supongo que en el centro-oriente del país no estén de acuerdo con tu voto, pero esa era (es) la idea del post. Además de los títulos creo que habría que contar las otras posiciones alcanzadas (plata y bronce) para determinar al más completo de la década; en cuanto a los jugadores que ya no están…creo que, lamentablemente, ya todos los equipos cubanos (antes quizás solo se concentraba en Industriales-Villa Clara-Pinar) han tenido que lidiar con eso, el “núcleo” de Industriales creo que cambió mucho después de 2003 (sin Kendry ni Javier), por lo que el equipo que ganó en 2003 no se parece al de 2006 ni mucho menos al de 2009, saludos

  • el 24 diciembre, 2010 a las 3:53 pm
    Permalink

    Merry Christmas a todos …feliz navidad con salud en compania de sus familias…..

    Cuban- American

  • el 3 enero, 2011 a las 5:09 pm
    Permalink

    Felicidades a todos y de vuelta a la red luego de las vacaciones de fin de año. Quizás sea interesante ver todas las posiciones alcanzadas en estos años y otorgar puntos por posición y ver quien obtiene más puntuación y quizás así nos quitamos un poco la subjetividad de nuestras preferencias.

Comentarios cerrados.