Días casi perfectos para el ajedrez cubano

Carlsen debutó con una victoria
Carlsen debutó con una victoria

Los rivales no han sido muy exigentes; pero el comienzo de los dos equipos cubanos que intervienen en la 39 edición de la Olimpiada, en Khanty-Mansiysk, ha sido muy alentador, no solo por los resultados obtenidos, sino también por el nivel de varias de las partidas.

Cero derrotas, apenas cuatro tablas en 16 encuentros y cuatro puntos de match para cada uno demuestran que las cosas han funcionado bien con los hombres y las mujeres; aunque Lisandra Ordaz dejó escapar media unidad el primer día y Yuniesky Quesada no lució bien en la segunda jornada de una cita que convocó a más de 1400 jugadores, de 146 países.

Entre los hombres ha habido pocos deslices. En la fecha inaugural, como se esperaba, el capitán de la selección, Reynaldo Vera, decidió descansar a Leinier Domínguez, pues la calidad del rival, Nueva Zelanda, era muy inferior. No obstante, Lázaro Bruzón no tuvo una partida fácil ante Robert Smith, de 2282 puntos de ELO, aunque su experiencia pasó más en el final de alfil y torre contra caballo y torre del neozelandés.

Menos complicado estuvo Yuniesky Quesada, en el segundo tablero, frente a Michael Steadman, de 2309, y triunfó con una bonita combinación, a partir de la jugada 25, cuando entregó un alfil por el peón ubicado en la casilla h7. Luego la dama blanca entró en acción y cuatro movimientos más tarde, el negro tuvo que rendir su rey. El debut de Fidel Corrales ante Nicolas Croad, de un pobre coeficiente de 2297, fue más complicado de lo que se esperaba; aunque el cubano logró imponerse por la presión que ejerció con su peón libre en la columna “e”. Por último, Holden Hernández no necesito consumir mucho tiempo del reloj para derrotar a  Daniel Han, de 2200. Holden aprovechó la fuerza de sus caballos hasta colocar al rey contrario en una red de mate.

El rival de la segunda ronda, Turkmenistán, ofreció más resistencia de la esperada. El mejor jugador del país, Leinier Domínguez, tuvo que esforzarse al máximo para abrir con una victoria su presentación olímpica, pues Mesgen Amanov, de 2493, se defendió bien y solo en 71 movimientos de un final cerradísimo, con dos peones por bando, el cubano alcanzó el triunfo.
Esta vez Vera prefirió que Bruzón descansara y su reemplazo, Quesada, estuvo en una posición inferior casi todo el tiempo ante Meylis Annaberdiev, de 2465. El europeo llevó sus dos torres a la séptima fila de Yuniesky; aunque este supo defenderse y finalmente se firmó la división del punto, por repetición de jugadas.

La segunda partida de Corrales en una Olimpiada fue muy atractiva y el pinareño la culminó con una bonita entrega de pieza que condujo a una posición insalvable para su rival, Maksat Atabayev, de solo 2318. En el cuarto tablero, Holden consiguió el empate ante el Gran Maestro Handszar Odeev. Cuba venció en su segundo match por tres puntos a uno y con cuatro unidades—se otorgan dos por duelo ganado—aparece en una larga lista de 12 naciones que también muestran un acumulado perfecto.

En la tercera ronda, el rival cubano será uno muy fuerte: el tercer equipo de Rusia. Quizás algunos pudieran pensar que por ser la tercera selección, su nivel no es tan alto; pero un simple vistazo a la nómina del próximo contrario es suficiente para comprender cuán difícil podría ser el match: Dmitry Jakovenko, 2726; Alexandr Motylev, 2694; Sergei Rublevsky, 2683 y Aleksei Pridorozhni, 2556.

CUBANAS TAMBIÉN INVICTAS
El equipo femenino cubano también acumula cuatro unidades de cuatro posibles, gracias a sus dos triunfos por 3,5 a 0,5 sobre Guatemala y Vietnam. Ante las centroamericanas, la única tabla la firmó Lisandra Ordaz, en el primer tablero; pero Yaniet Marrero, Sulennis Piña y Maritza Arribas no tuvieron problemas para doblegar a sus rivales.

Menos de 24 horas después, las chicas impresionaron en su convincente triunfo sobre Vietnam. Las asiáticas aparecían situadas en el puesto 24 del ranking; mientras las cubanas quedaron ubicadas en el 18, por tanto, los pronósticos indicaban cierta paridad; sin embargo, no hubo nada de eso.

Las cubanas aplastaron a las vietnamitas y solo Sulennis Piña, en el cuarto tablero, dividió el punto; mientras Ordaz venció a Hoang Thi Bao Tram, de 2285, Oleiny Linares mostró gran forma en su debut triunfal sobre Pham Le Thao Nguyen, de 2304 y Marrero fue mucho para Nguyen Thi Mai Hung, de 2258. Las chicas enfrentarán a Suecia en la tercera jornada de la Olimpiada.

ALGUNAS SORPRESAS

En las dos jornadas iniciales se han producido varias sorpresas, especialmente en los primeros tableros. Por ejemplo, llamó muchísimo la atención la derrota, con jaque mate incluido, del holandés Jan Smeets, 2669, ante el Maestro internacional dominicano Lisandro Muñoz, de un coeficiente muy inferior, 2391. Además, el ruso Alexander Grishuk, 2760, no pudo vencer al irlandés Sam Collins, de 2431. Algo similar le ocurrió  al azerí  Shakhriyar Mamedyarov, de 2756, con el sudafricano Kenny Solomon, de 2394.

Al día siguiente, lo más llamativo fue el revés del israelí Ilia Smirin, de 2657, ante el Maestro internacional de Indonesia, Chandra Purnama Tirta; además, Iván Sokolov, de Bosnia y con un coeficiente de 2641, venció al inglés Michael Adams, de 2728; mientras, el ruso Nikita Vitiugov, de 2709, entabló frente al venezolano Johann Álvarez, de 2414 y el búlgaro Veselin Topalov debutó con tablas ante el croata Hrvoke Stevic. En una de las partidas más seguidas, el prodigio noruego Magnus Carlsen, líder del ranking mundial, fue muy superior al portugués Luis Galego.

Publicado en Cubahora

Vea además:
Una Olimpiada sin el campeón mundial
Resultados de la Olimpiada
Descargue todas las partidas (en formato .pgn)

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “Días casi perfectos para el ajedrez cubano

  • el 23 septiembre, 2010 a las 3:02 pm
    Permalink

    Ya hoy las mujeres siguieron su buen paso pero Corrales sucumbió ante la experiencia rusa y con su derrota los varones perdieron el match por la mínima.

    • el 25 septiembre, 2010 a las 4:54 am
      Permalink

      Saludos Yudivián ! Las mujeres perdieron hoy, pero lucieron bien contra Ucrania, no me acaba de convencer el equipo masculino, ¿por qué Vera no pone a jugar a Yuniesky? Le ha dado dos fechas de descanso y hoy Holden la tuvo muy difícil ante un rival de menor coeficiente. Si Quesada es el tercera tablero, no encuentro motivos para mantenerlo en el “banco” durante dos fechas consecutivas. Creo que puedo haber algo detrás de esto, pero como no llevaron ni siquiera a un periodista cubano al torneo, pues solo queda especular, saludos

  • el 26 septiembre, 2010 a las 1:02 am
    Permalink

    saludos con mucha tristeza veo como verita comete imperdonables desasiertos estas derrotas de ahora pesaran en el futuro y entonses no busquemos culpables por que desde ya tiene un nombre (verita ) en cunto a las feminas en mi humilde opinion walter esta mas ubicado como capitan que verita chao.

Comentarios cerrados.