Tres datos interesantes del Super Bowl XLIV

Los Colts de Indianápolis regresan al Super Bowl y los considero favoritos en su duelo ante los New Orleans Saints. El partido más esperado del año promete ser muy interesante, al menos así ha sido en los últimos años y en la memoria me quedan los últimos instantes de los Giants contra los Patriots y la espectacular escapada de Eli Manning y su pase touchdown, o el esfuerzo de Big Ben contra Arizona en uno de los cuartos finales más electrizantes de la historia.

¿Tendremos un partido cerrado en el Sun Life Stadium? Creo que sí. Ambos equipos cuentan con una poderosa ofensiva, liderada por mariscales veteranos; aunque, por supuesto, sí hay diferencia entre Peyton Manning y Drew Brees. No por gusto Peyton tiene cuatro títulos de Jugador Más Valioso y un anillo de campeón. Por mi parte realmente espero que el Super Bowl XLIV se convierta en un partido de elevada anotación. Las dos selecciones saben cómo marcar, sus corredores son versátiles y los recibidores abiertos, también.

Estos son algunos datos curiosos sobre el Super Bowl:

ENTRADAS IMPAGABLES
Ya sé que este desafío despierta grandes pasiones y las ciudades que lo acogen aumentan notablemente sus ganancias, por el enorme número de turistas y los volúmenes de ventas; sin embargo, me asombra el elevadísimo precio de las entradas al Sun Life Stadium: de acuerdo con el sitio de reventas en Internet StubHub.com, un ticket de una posición privilegiada está valorado en esa página en más de 300 mil dólares; mientras, el más barato ronda los mil 500 dólares.

DUELO POR 30 SEGUNDOS AL AIRE
Este año el partido se transmitirá para Estados Unidos por la cadena de televisión CBS y una semana atrás ya los relacionistas públicos de esa televisora aclararon que habían vendido todos los anuncios publicitarios (¡nada menos que 62!) y el precio por 30 segundos en el aire sobrepasó en ocasiones los …tres millones de dólares ¡Impresionante! La polémica no ha estado ausente y CBS de seguro se ganó un cordial odio de la comunidad gay, pues vetó un comercial donde dos hombres, frente a un televisor con la señal de la NFL, peleaban por un tazón de papas fritas y el “duelo” concluía con ellos besándose apasionadamente.

La controversia alcanzó un mayor nivel, después que se supo que CBS, en cambio, sí aceptó el dinero de una organización anti-aborto.

MIAMI, EL HOGAR PREDILECTO DEL SUPER BOWL
Los Miami Dolphins no han estado en un Super Bowl desde 1985, cuando perdieron ante los San Francisco 49ers por 16-38; sin embargo, nadie duda que la ciudad sede de los Dolphins sea una de las mayores plazas del fútbol americano en Estados Unidos.

Entonces se entiende que la NFL le haya concedido a Miami una cifra récord de Super Bowl: con el de este año serán 10. De seguro Peyton Manning tiene gratos recuerdos del estadio que ha pasado por varios nombres: Joe Robbie; ProPlayer Stadium, Dolphin Stadium y ahora Sun Life Stadium. En 2007, en Miami, Manning condujo a los Colts al título nacional, luego de derrotar a los Chicago Bears 29-17, en un partido poco emocionante y plagado de errores. No obstante, Manning jugó bien y mereció el trofeo como Jugador Más Valioso.

En 2010 la historia podría repetirse…

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido