Arizona, la gran sorpresa de la NFL; Pittsburgh, mi favorito en el Super Bowl

Warner lideró a los Cardinals hasta el Super Bowl
Warner lideró a los Cardinals hasta el Super Bowl

Una de las franquicias con peores marcas en la NFL acaba de hacer historia. Los Arizona Cardinals rompieron todos los pronósticos y con un espectacular triunfo por 32-25 sobre los Philadelphia Eagles avanzaron al Super Bowl XLIII en Tampa. Allí tendrán como rivales a los Pittsburg Steelers que superaron a los Baltimore Ravens por 23-14 y ganaron su segundo viaje en tres años al principal evento deportivo del año en los Estados Unidos.
Después de las dos impresionantes victorias ante Minnesota, y especialmente contra los New York Giants, los Eagles salieron como favoritos en el Partido de Campeonato de la Conferencia Nacional; sin embargo, el veterano mariscal de campo Kurt Warner tuvo otro excelente día y el recibidor Larry Fitzgerald rompió algunas récords de la NFL para elevar a los Cardinals a la categoría de la mayor sorpresa, quizás de la década.

La ofensiva de los Cardinals ha sido muy efectiva en sus tres juegos de play offs: 30 puntos contra Atlanta, 33 en Carolina y ahora 32. El principal mérito para Warner, un hombre con un título nacional con Saint Louis y dos premios como Jugador Más Valioso; pero que llevaba varios años sin brillar.

Los Steelers lograron finalmente contener a los Ravens y su defensa, una vez más, fue el eje fundamental. La intercepción devuelta de Polamalu sobre Flacco en los instantes finales, cuando Baltimore se acercó en el marcador 16-14, dejó sin aliento a los seguidores de los Ravens y le aseguró a la franquicia el retorno al Super Bowl. En 2006, Pittsburgh, bajo las órdenes de Bill Cowher, derrotó a Seattle por 21-10 en el Super Bowl XL, jugado en Detroit.

El duelo entre la poderosa ofensiva y la mejor defensa de la NFL promete ser muy interesante y la experiencia será un factor importante. En esto los Steelers superan ampliamente a los Cardinals y su mariscal Ben Roethlisberger ya sabe lo que es ganar el partido del año. Mi favorito es Pittsburgh, por diez puntos, 24-14.

Vea también estos post:
La caída de los favoritos en la NFL y el gran vuelo de los Eagles
Los Dolphins y Colts decepcionaron en los play offs del fútbol americano

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido